-->

Fundamentos

Chile es el país N°1 en Latinoamérica en consumo de tecnología computacional, sin embargo tenemos un gran problema en la industria asociada a la tecnología:

  • 25% de déficit de profesionales al año
  • La brecha de profesionales TIC anual alcanza a 5000 personas
  • La tendencia de las matrículas en carreras asociadas a las TICs va a la baja
  • Hay un mínima participación femenina en la industria TIC (apenas un 5%) y una brecha salarial relevante por la falta de habilidades específicas como es la resolución de problemas en ambientes tecnológicos.

Enfrentamos retos en nuestra fuerza laboral país de cara a la Trasformación Digital y también desafíos importantes en materia de diversificación y sofisticación de su matriz productiva y exportadora.

Si bien, contamos con importantes ventajas como infraestructura tecnológica de buen nivel, un adecuado clima de negocios, estabilidad política y económica reconocida internacionalmente, apertura comercial, entre otras; existe una brecha importante como es la disponibilidad de talento con las habilidades necesarias para desempeñarse en el mundo digital.

Nos encontramos frente a una demanda creciente de capital humano para apoyar parte de los desafíos del país, particularmente en el ámbito digital.

Si sólo consideramos la industria informática, el número de empresas ha crecido en un 110%, la facturación en un 87% y el capital humano en un 61%, con una demanda de capital humano estimada al 2020 de 65.000 personas. (Según SII 2005-2015, CNED 2016, ACTI.)

Además de esta industria, la demanda también crece en otras intensivas en uso de tecnología, como el retail, la banca y telecomunicaciones.

Se han puesto en marcha diversas iniciativas, una de ellas, es el diseño del Plan Nacional de Capital Humano para la Industria 4.0 (PNCH 4.0), cuyo objetivo es aunar esfuerzos conjuntos con el objeto de lograr la transformación digital de la industria y la formación de capital humano calificado en los diferentes niveles educativos y de capacitación en el uso de las TICs.

Por otro lado, el gobierno a través del Ministerio de Hacienda, está trabajando un Programa de Fomento a la Exportación de Servicios, con apoyo del BID, donde unos de sus componentes claves es el desarrollo de una agenda de capital humano para cerrar las brechas de disponibilidad y calidad de personal calificado.